Bobby Womack – The Bravest Man in the Universe

The Bravest Man in the Universe comienza anunciando a los gritos su propia virtud. La de poder reinventar un sonido tan característico como el de Bobby Womack en un trip multidisciplinario que combina Dubstep, R&B, Soul e instrumentación orgánica, de la mano de un cerebro como el del ex Blur, Damon Albarn que envolvió 68 años de puro talento en un audio invencible.


XLR editó esta pieza por convicción de Richard Russell quien coprodujo cada pista junto con Albarn, que ya había convocado al Soulman para los temas Cloud of UnknowingStylo, uno de los cortes nacidos en Plastic Beach de Gorillaz. La misma convicción que hace dos años llevó al sello a lanzar el último trabajo en 16 años de Gil Scott-Heron con un éxito económico moderado, pero que sin dudas sirvió para probarse que puede capitalizar sus “caprichos”.

Antes del lanzamiento del disco Womack avisó que éste era lo mejor de su carrera y encendió algunas alertas, sobre todo las de los más puristas de una tradición que estuvo sin novedades desde el ’94. Pero maravilloso como es The Bravest Man in the Universe, no podría ponerse por encima del resto de su discografía, incluso con sus momentos menos inspirados.

Introspectivo, autocrítico y honesto, Bobby Womack explota toda su contundencia a lo largo de The Bravest Man… y llega a su zenith en canciones como Deep River donde en dos minutos resuelve su discurso acompañado sólo de su guitarra. Cuando menos lo pensamos aparece Sam Cooke hablando de ser un cantante en una vieja grabación que le deja su lugar a una maquinaria que le da olor a ciudad a lo que nos pasa en los auriculares. Dayglo Reflection la tiene también a Lana del Rey sumándose al piano y a las reflexiones de Cooke. Lejos del ridículo y del botox, la modelo aparece como una voz rotunda.

Stupid aparece como una de esas cartas a uno mismo que comienza con una introducción cortesía del finado poeta Scott-Heron y que tiene una base digna de la envidia de Questlove en una oda al Hip Hop sin un segundo de Rap. Y en ese reconocimiento de la propia estupidez surge la tormenta titulada If There Wasn’t Something There que busca alzar las manos al sol que está escondido tras las nubes en una despedida a alguna de las exesposas de su palmarés.


El Soul sin esperanza no tiene alma y The Bravest Man in the Universe empieza a despedirse con la optimista Love Is Gonna Lift You Up y el Stomp tribal Jubilee, tándem interrumpido por la participación de la cantante de Mali Fatoumata Diawara en Nothin’ Can Save Ya que le aporta misterio y frescura a los beats que amparan a Womack a lo largo de todo el disco.

Esta entrada fue publicada en Novedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s