Lee Ranaldo – Between the Times and the Tides

Lee Ranaldo se destapa como un cantante dócil pero audaz en una nueva aventura discográfica que tituló Between the Times and the Tides (Matador/Ultrapop). Aquí, el guitarrista de Sonic Youth reconoce su mayor desafío artístico ya que en casi cincuenta minutos nos entrega diez canciones que son eso: canciones.

Basado en estribillos de inevitable tarareo, el mayor logro de Between the Times and the Tides reside en las melodías y los climas que aborda a lo largo del disco, lo que permite que canciones larguísimas como Xtina as I Knew Her, Waiting on a dream o Fire Islands no pesen en los oídos, sino que guíen el viaje con las historias que cuentan.

Para esta empresa Lee Ranaldo encaró las letras desde la intención de querer decir algo muy puntual y no perder el tiempo en versos abstractos, como los que suelen pintar sus poesías. Se inspiró en movimientos como el Ocuppy Wall Street y, entre otros, aquella foto famosa del beso en la revuelta de Vancouver (Shouts, donde su mujer Leah Singer relata lo que va sucediendo).

En ésa intención se fue rodeando de colaboradores interesantes como el tecladista John Medeski, Nels Cline de Wilco en guitarra, el guitarrista de Noise Pop y Free Jazz Alan Licht, Irwin Menken al bajo y los viejos amigos Steve Shelly y Bob Bert (bateristas de Sonic Youth en diferentes épocas) y otro colaborador de la banda de Moore y Gordon, Jim O’Rourke a cargo de bases y otros audios, como ya había hecho en Clouds el disco que editaron juntos hace unos años.

A partir de Hammer Blows el disco tiende a decaer en su ritmo pero no en su intesidad. Lee Ranaldo retoma la guitarra acústica con la que compuso todos los temas y aborda un audio más introspectivo y con una presencia de cuerdas en primer plano más que notoria. En Stranded la Slide acompaña a la perfección un punteo progresivo que no termina de explotar del todo, y está muy bien que así sea.

El cierre lo trae Tomorrow Never Comes, que es un cierre perfecto para un disco titulado Between the Times and the Tides porque además del guiño literario tiene un resumen de los elementos orgánicos y eléctricos que se van sucediendo en el sonido del disco. Aires Pop con guitarras de Rock crudo, palabras inteligentes, una voz hecha coral y una calidad de grabación que nos deja con la sensación de haber estado escuchando a una banda que tocaba en la habitación de al lado.

Esta entrada fue publicada en Novedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s