Mark Lanegan Band – Blues Funeral

El catálogo del sello 4AD sumó a su lista uno de los discos del año 2012. Blues Funeral fue lanzado el 6 de febrero, e invita desde su comienzo a una desconexión al mundo y sus exigencias para sumergirnos en un audio novelezco y lleno de buenas historias de un Mark Lanegan que alcanza su mejor forma en solitario después de los trabajos con Isobel Campbell de Belle and Sebastian.

La génesis de este nuevo disco para Lanegan, que aquí firma como Mark Lanegan Band, fue durante el cierre de la gira de Hawk, el tercer disco con Campbell, a fines de 2010. Con el fin de un ciclo comenzó la etapa compositiva, ya no sólo con guitarra sino también con batería electrónica y teclados, apoyado en  Alain Johannes como productor y principal colaborador en las sesiones de grabación que fueron entre enero y mayo de 2011 en los estudios del sello 4AD.

El uso de loops electro ya lo habíamos escuchado en Bubblegum de 2004 pero aquí vuelve perfeccionado y eficaz en temas como en Tiny Grain of Truth (que bien podría haberla grabado TV on the Radio) y Ode to Sad Disco, que en una primera escucha sorprende porque rompe con el orden establecido por las canciones que la preceden, pero que en atención profunda cobra un sentido esclarecedor dentro del plan que es Blues Funeral con un sampler de Sad Disco de la banda sonora de Pusher II, cortesía de Keli Hlodversson.

En doce temas, más el bonus track japonés Burning Jacob’s Lader, Lanegan es climático y se prueba algunos trajes en el camino con olor a Tom Waits, a Lou Reed y a Leonard Cohen. Hipnotiza con la crepuscular Bleeding Muddy Water, nos llama desde las sombras con Grey Goes Black y nos pone las manos en la espalda con Deep Black Vanishing Train.

Josh Homme aparece una vez más en un disco de Lanegan y ahora lo hace desde Riot in my House, acompañando con un riff juguetón marca registrada. St. Louis Elegy tiene la voz de Greg Dulli, compañeros de The Gutter Twins, que registra un solo Lp titulado Saturnalia de 2008.

El ex líder de Screaming Trees y antiguo miembro de Queens of the Stone Age, armó un cocktail de casi una hora de canciones que musicalizan sesiones de amor o acompañan una lectura de McLaren Ross. Blues Funeral invita a sumergirse por completo desde la portada y dejarse llevar es casi una obligación.

Esta entrada fue publicada en Novedad y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s