El recomendado de la semana: Dancing Mood.

Hace diez años la música argentina se encontraba con una intención titulada “20 Minutos” y cuyo autor se escondía en el nombre Dancing Mood. A diez años de aquellos primeros pasos de cadencia Ska y con búsqueda de estándar jazzero, Hugo Lobo es un nombre propio al frente de una orquesta de estirpe internacional que acaba de lanzar Non Stop!, una experiencia de 3 horas y 20 minutos.

Si de piezas consagratorias tuviéramos que hablar, Dancing Mood tuvo la suya el día que llegó al Gran Rex de la ciudad de Buenos Aires para presentar su versión de frac a pura orquesta. En aquel Deluxe hasta el emblema ricotero Skay Beilinson se permitió una aparición estelar para deleite del público y de los músicos mismos. En este Non Stop! se dan cita hasta los que podríamos considerar algunos fundadores y otros referentes actuales de la música jamaiquina como Denis Bovel, Pauline Black, Winston Reedy, Gazz Mayall y Doreen Shaffer.

Lobo cuenta que “El primer registro que existe de ska es de Rico Rodríguez, de un tema llamado ‘Oh Carolina’. El ska está cumpliendo 50 años e invitar a toda esta gente fue mi modo de celebrarlo.” Y para eso también alineó algunos exponentes locales como Pablo Lescano, Sr. Flavio, Déborah Dixon, Ivonne Guzmán y Rubén Lobo, padre del autor de la obra.

Dos de los puntos altos de este tres ambientes eólico son Wonderfoul World con la participación de Rico Rodríguez y The Godfather, en la voz de Gazz Mayall con final arrabalero. Aunque no son para desatender los temas compuestos por Lobo como el que abre y da nombre al disco triple, donde demuestra que los riffs no sólo los puede hacer Maikel de Kapanga, guitarrista invitado, sino también del trompetista.

Toto es otra de las composiciones originales que aparecen en Non Stop!, donde el diálogo superpuesto entre bronces y armónica lleva las ganas de bailar hasta otra dimensión. Y también hay lugar para grandes versiones de Bob Marley (Love and affection), Charlie Parker (Au Privave) o Miles Davis (Four).

La propuesta del combo vintage encarada por Hugo Lobo sigue vigente y con un resplandor que renueva las energías de cara al verano de este lado del mundo. El disco es largo, pero los días duran más, así que tiempo sobra para no parar.

Esta entrada fue publicada en Novedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s