El recomendado de la semana: My Morning Jacket.

La banda de Jim James, My Morning Jacket, lanzó su sexto disco de estudio titulado Circutal. Y aunque no es una obra maestra, ni mucho menos, pinta muchos colores en su cuadro. Y redirige y redefine el sonido de la banda hacia un Indie rock completamente por fuera de lo establecido por lo Mainstream, aunque sin salirse del todo de su propio libreto.

Después del extracto de lo que bien pudo ser parte de la banda sonora de Gladiador y que abre el disco (Victory Dance) llega el tema que da nombre al álbum y que destila un paso alegre en medio de un día soleado. La sección rítmica de Circutal al que se suma el rasgueo de la guitarra rítmica y la energía cresciente del piano marcan el pulso de, sin dudas, uno de los mejores temas del disco.

Con The Day is Coming parecieran acercarse más a la experiencia reciente de Broken Bells y salen airosos con un cambio de rumbo bien notorio: estamos ante la hermosa Wonderful (The Way I Feel). Campestre, Folk, minimalista y donde la voz de Jim James toma el color del arcoiris que nos lleva al final de la canción.

Outta My System comienza hablando de sacarse a las drogas de encima con un beat entre hipnótico y esperanzador para levantar vuelo en la curva de cierre de la canción para un nuevo giro. Porque estamos en presencia de una canción grandilocuente Holdin on to Black Metal. Que viene con coros, mucho saxo, clima de James Bond (productores de la 23era, agenden este tema), un gran solo de guitarra y un falso final que abre las puertas a una secuela dentro de la misma canción.

En ésa sintonía, pero un poco más funky está First Light. Letra simple y concreta, ritmos bien definidos dentro de un rock clásico y atemporal. Parecido en algunos pasajes a You Wanna Freak Out, con una instrumentación bien al frente y con un último cambio de ritmo por delante.

Ya estamos en la recta final de este Circutal que en una sola vuelta nos deposita en distintos estados de ánimo. En el viaje suena Slow Slow Tune, que es justamente eso: un tema lento, como para bailar pegados y despreocuparnos si el mundo se cae a pedazos a nuestro alrededor.

La danza no termina hasta que se prendan las luces. Y no hay signos de que eso pase en adelante. My Morning Jacket se despide con Movin Away después de diez canciones eclécticas y a la altura de sus mejores trabajos.

Share on Facebook

Esta entrada fue publicada en Novedad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s