El recomendado de la semana: White Lies.

Después de un prometedor debut como To lose my life de 2009, White Lies volvió a las bateas casi dos años después para entregarnos un desconcertante segundo disco titulado Ritual.

Gracias a las buenas críticas que el primer álbum recibió, el trío del oeste londinense se insertó en el circuito Indie/Alternativo de Gran Bretaña y Estados Unidos, logrando participar de grandes festivales como Coachella, Glastonbury y Reading, entre otros. Aparecieron en programas de tv y compartieron largas giras con bandas de mayor renombre como Kings of Leon.

Pero si To lose my life fue recibido por la prensa como una vocanada de aire fresco, en Ritual White Lies parece haber ahogado a esos mismos críticos con una mezcla de Power Pop, Post Punk, slogans en gritos desgarradores como pedidos de ayuda y la búsqueda constante de un momento épico e inolvidable que queda a mitad de camino.

Los primeros simples del disco fueron Bigger than Us y Starters, que tiene un aire al primer The Killers por momentos, mostrando dos facetas muy distintas del grupo entre un tema y otro. Pero para quien no se quede con esas muestras y vaya un poco más allá, va a encontrarse con unos cincuenta minutos de un barítono bien New Wave, resultado de una orgía sonora entre Ian Curtis, Morrisey y David Gahan. También hay algunos arreglos de más, cortesía del co-productor Alan Moulder, que supo trabjar con bandas como A Perfect Circle, Them Crooked Vultures, Depeche Mode, Dead Cab for Cutie, NIN y The Killers muchos entre otros. A pesar de estos pergaminos no supo explotar al máximo las cualidades de la banda. El producto final es un disco que sufre de la imperiosa necesidad de ordenar algunos conceptos de este diamante en bruto que es White Lies para un futuro tercer lanzamiento.

Aún así, en lo que se refiere a lo comercial, Ritual deutó en el tercer lugar en los charts del Reino con una campaña de promoción que incluyó la salida de un cortometraje con el primer simple más Bad Love y Holy Ghost como banda sonora. Y si de material fílmico hablamos, Bigger Than Us, tiene un inexplicable homenaje a ET con Harry McVeigh (voz y guitarra), Charles Cave (bajo y coros), y Jack Lawrence-Brown (batería) haciendo playback e interviniendo en la historia del video.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s