El recomendado de la semana: Forever Changes

Con los arreglos más pretenciosos de la música pop/rock hasta entonces y letras inspiradas en momentos en los que la mente comenzaba a expandirse como nunca antes, Forever Changes, de Love, apareció desde California para ser entendido como pieza clave de la música contemporánea a más de cuarenta años de su lanzamiento.

Aunque para 1967 Love ya había lanzado el ignoradísimo Da Capo, Arthur Lee, principal compositor, cantante y productor del material discográfico del grupo, sintió que ese disco no lo representaba ni a él, ni a la banda, ni al momento por el que la juventud norteamericana estaba pasando. Por eso, para mediados de ese año decidió entrar nuevamente para grabar la tercera entrega del colectivo multiétnico.

Cargado de texturas de folk acústico, psicodelia propia de aquellos días, melodías pop hipnóticas y una visión bastante particular y surrealista del mundo que lo rodeaba, Arthur Lee armó la pieza cumbre llamada Forever Changes, moviendo algunas piezas dentro de la formación del grupo, pero manteniendo el tándem creativo con el ex manager de The Byrds: el guitarrista y vocalista Brian McLean, quien aportó el tema que abre el disco Alone Again Or y Andmoreagain.

Los arreglos en Forever Changes tienen más que ver con su discografía anterior que con la que le siguió. Si bien Da Capo tiene algunas piezas fundacionales en cuanto al sonido rock, este disco explora climas pop con mayor presencia de guitarras acústicas punteadas en clave flamenca, vientos con formación de trompeta y trombón, momentos folk de fogón de cámara con violines y cellos y la voz de Carol Kaye (crédito nunca confirmado) en Andmoreagain.

Sin embargo, Forever Changes se permite jugar con lo que en el Buenos Aires contemporáneo se conoció como el sonido “beat”, y algunas zapadas con pulso hard rock. Entre esas licencias también hay joyas que vieron la luz gracias a la reedición en CD del álbum en 2001 por parte de Elektra, la vieja compañía con la que firmó Love para sus primeros discos, como los inéditos Hummingbirds y Wonder People; y versiones alternativas de You set the scene y Your Mind and We Belong Together que tiene lo que debe ser el primer Freestyle de Rap de la historia.

Pero si hablamos de historia, el cuento de Love no terminó en Forever Changes, aunque para la crítica especializada sí, ya que no fue demasiado auspicioso (o talentoso) lo que siguió después. Con incesantes cambios de formaciones, desequilibrios emocionales por parte de Arthur Lee y Brian McLean que dejó la banda promediando 1968, el grupo sacó algunos discos más como Four Sail, Out There, False Start y Reel to Real.

Eventualmente Lee despidió a todos los miembros del grupo, fue solista, tuvo problemas con la ley, regresó a principios de siglo para aprovechar el éxito de la reedición de Forever Changes y la banda que armó para presentarlo acabó despidiéndolo a él en 2005. Un año después moriría de leucemia.

Share on Facebook

Esta entrada fue publicada en Clásico y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s